Resfriados y catarros

Actualizado: ene 20


Aunque son tan habituales como inevitables, la forma en que los trates te ayudará a paliar los síntomas y reducir su duración. Los contraemos en cualquier época. Entre dos y cuatro veces al año los adultos y hasta diez los niños. Pero es en otoño e invierno, con las lluvias y el frío, cuando más expuestos estamos a ellos.

Aunque los catarros y los resfriados son patologías consideradas leves, sus síntomas son molestos, inhabilitantes y, en ocasiones, sobre todo en personas con problemas respiratorios o cardiacos, pueden ser algo más que enfermedades banales. Y con ellas no hay vacuna preventiva ni tratamiento que valga, pero si fórmulas para que no se agraven ni se prolonguen. A los habituales consejos (descanso y beber mucho líquido), añade estos remedios naturales que tú mismo puedes preparar.

INFUSIONES DE SAÚCO. La corteza y las bayas de este árbol contienen ácido salicilico, una sustancia semejante a la de las aspirinas que alivia el dolor y la fiebre. También contiene sambucol que según los virólogos, combate la infección por diversos virus, entre ellos los de la gripe.

JENGIBRE. Pica una cucharada de jengibre fresco, incorpóralo a una taza de agua hirviendo, y añade un poco de miel y la mitad del zumo de un limón. Te ayudará a sentirte mejor gracias a sus propiedades analgésicas, antipiréticas y antibacterianas.

EQUINÁCEA. Tomar suplementos elaborados con la raíz de esta planta a las primeras señales de resfriado ayuda a disminuir los síntomas y acorta la duración de la enfermedad, pues estimula el sistema inmunológico.

MIEL. Es un expectorante natural que ayuda a eliminar las flemas y combate las infecciones de garganta gracias a sus propiedades antisépticas. Una buena idea es hacer gárgaras con una infusión tibia de hojas de frambuesa y dos cucharadas de miel.

TÉ VERDE. Contiene catequinas, un antiviral natural que ayuda a combatir y prevenir resfriados. La mejor manera de aprovechar sus beneficios es hacer gárgaras, así, las áreas afectadas quedan "inmunizadas" por las catequinas.

ZINC. Tomar suplementos de zinc ha demostrado que reduce los síntomas del resfriado y acortan a la mitad su duración. La vitamina C, ni los previene ni los cura. Diversos estudios han desmontado una creencia popular muy extendida en las últimas décadas, que la vitamina C es eficaz para prevenir los resfriados y hasta para curarlos. NO ES VERDAD, sin embargo, si se ha demostrado que un suplemento de 200 miligramos diarios de vitamina C acorta la duración del resfriado y disminuye la intensidad de sus síntomas.

Es un consejo de

Centro Luri acupuntura y Naturopatía.


  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
© 2020 Centro Luri Acupuntura. Todos los derechos reservados.
Calle Miguel Allué Salvador, 13, 1º A, 50001, Zaragoza, España.