COVID-19 enemigo invisible


En los últimos días he leído muchos comentarios de personas preocupadas por qué hacer si comienzan a experimentar síntomas “sospechosos” del Covid-19.


¿Cuáles pueden ser estos síntomas? estos son algunos:


  • Fiebre (se da en el 87% de los casos y varía entre los 37,5 y los 38,2 ºC, pudiendo superar en algunos casos los 39 ºC).

  • Gran cansancio y dolor muscular.

  • Tos seca.

  • Molestias detrás de la nariz y malestias al tragar.


  • Dolor de cabeza.

  • Dificultad respiratoria.

  • Sensación de frío (es menos frecuente, pero se da en algunos pacientes).

  • Pérdida del gusto y del olfato (sensaciones repetidas en personas con Covid-19 y que la Sociedad Española de Neurología -SEN- ha pedido que sean reconocidas como un síntoma precoz de la enfermedad).

Si experimentas alguno de ellos, a menos que tengas problemas de salud graves mi recomendación es, reposo y hablar con tu médico de primaria para comentar el tema. Quién mejor que él para aconsejarte el siguiente paso. Llegado el caso, él será quien te diga como ponerte en contacto con el número facilitado por las autoridades sanitarias de tu Comunidad Autónoma.


Sigue las recomendaciones que te den vía telefónica. Ahora bien, y a pesar de que no está clara la relación entre los antiinflamatorios y el empeoramiento de los síntomas, mejor evitar en la medida de lo posible tomar este tipo de medicamentos.


Es probable que ya hayas leído información al respecto: existe controversia acerca de si los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como el ibuprofeno o la cortisona empeoran la infección.


Si los síntomas que tienes son muy ligeros yo evitaría también el paracetamol. Así, en caso de fiebre mejor tratar de bajarla por ejemplo a través de la inmersión en agua templada o aplicando frío en la frente, los brazos y los muslos.


Vamos a comentar una fórmula casera muy útil para reformar las defensas y así ayudarte a combatir mejor el virus (por supuesto, también si no estás infectado).


Simplemente reúne la mayor parte de los alimentos antiinfecciosos que todos tenemos en la despensa en una solución fácil de tomar y capaz de estimular el sistema inmunológico hasta ponerlo a punto frente a cualquier infección.


Que necesitamos:


  • Jengibre. Ayuda a los glóbulos blancos a llegar a los microbios más rápidamente, al estimular la circulación sanguínea y la vasodilatación periférica. Por lo tanto, fortalece tu inmunidad contra los ataques bacterianos o virales (resfriados, bronquitis, anginas, tos, gripes…).

  • Miel. Se sabe que es un poderoso antiinfeccioso y, de acuerdo con algunos estudios, incluso actúa contra las bacterias resistentes a los antibióticos, como el estafilococo dorado.

  • Cúrcuma. Esta especia ha sido objeto de cientos de estudios por sus efectos sobre la salud. Así, se ha evaluado incluso su capacidad para evitar el colapso del sistema inmune durante los tratamientos contra el cáncer (quimioterapia, radioterapia, etc.).

  • Canela. Especialmente en forma de aceite esencial (AE), posee una fuerte actividad antibacteriana que actuaría frente al 98% de los gérmenes. Pero además aumenta la respuesta inmune a las agresiones y puede ayudar a combatir las infecciones otorrinolaringológicas.

  • Limón. Estimula el sistema inmunitario gracias a su contenido en vitamina C y posee también fuertes propiedades antivirales.

  • Tomillo. Potente antiséptico y antiinfeccioso, es un remedio de primera orden en caso de infección respiratoria, dolor de garganta, resfriado o anginas. Su utilidad terapéutica está certificada incluso por la prestigiosa Comisión E alemana.

  • Romero. Se trata de un antiséptico natural capaz de inhibir el crecimiento de varias cepas bacterianas. Contiene ácido rosmarínico y carnósico con propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antiinfecciosas muy útiles.


Para elaborar esta bebida sigue estos pasos:


- Comienza infusionando 2 cucharadas de tomillo seco y de hojas de romero durante 10 minutos en una taza grande de agua hirviendo.


- Vierte la mezcla en una botella de vidrio y, mientras el líquido enfría, ralla una pieza grande de jengibre fresco (aproximadamente del tamaño de tu pulgar) tan finamente como puedas.


- Agrega el jengibre al contenido de la botella y espolvorea generosamente el líquido con canela molida y cúrcuma en polvo.


- Añade una cucharada de miel y el zumo de un limón recién exprimido una vez que la mezcla se haya enfriado (la vitamina C es sensible al calor).


- Para completar, si es necesario, rellena la botella con un poco de agua fría.


Antes de probarlo solo tienes que agitar bien el contenido de la botella y listo.


Puede que al principio te sorprenda un poco por el pronunciado sabor del jengibre y de la cúrcuma. No obstante, seguro que te acostumbras pronto.


Y un último consejo: cada vez que bebas un poco, agrega agua fría a la botella, para mantenerla siempre llena.


La mezcla se irá diluyendo cada vez un poco más, pero puedo asegurarle que sigue siendo efectiva y, de ese modo, cumplirá otra de las condiciones indispensables frente a las infecciones respiratorias, que es beber gran cantidad de líquidos.


Espero que este remedio te resulte útil. En cualquier caso, como ya te he dicho, no dudes en llamar a tu médico si experimentas alguno de los síntomas descritos al inicio de este artículo u otros compatibles con el Covid-19.


Todos juntos somos más fuertes. Ánimo, lo conseguiremos.

Quédate en casa. Por ti, por los tuyos, por todos.

Un abrazo

  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
© 2020 Centro Luri Acupuntura. Todos los derechos reservados.
Calle Miguel Allué Salvador, 13, 1º A, 50001, Zaragoza, España.