En plena forma/mejor futuro


TU MASA MUSCULAR, en plena forma.

Está demostrado que el aumento de la fuerza y de masa muscular obtenido gracias al ejercicio físico supone conservar la independencia personal durante más años y, por lo tanto, una sustancial mejora en la calidad de vida conforme nos vamos haciendo mayores.

El envejecimiento, como proceso biológico natural, conlleva una pérdida de masa muscular, que trae consigo una disminución de la fuerza y de la rapidez de los reflejos. La disminución de la cualidad física dificulta y puede llegar a impedir la realización de tareas cotidianas como subir escaleras, levantarse de la cama o simplemente caminar. Además, unos músculos más lentos y débiles y una disminución en la capacidad de reacción, acompañado de un menor equilibrio, supone un mayor riesgo de caídas, lo que ocasiona a menudo fracturas de huesos, especialmente en personas con osteoporosis.

Esa disminución forma parte de un proceso degenerativo funcional que afecta a todo el organismo, pues va acompañado de pérdida de masa ósea, aumento de la resistencia a la insulina, menor tolerancia a la glucosa, propensión a trastornos cardiovasculares y aumento de la grasa corporal e incluso un deterioro de la respuesta del sistema inmunológico.

LA ALIMENTACIÓN ES CLAVE.

De cómo nos alimentemos cuando llegamos a mayores depende mucho que vayamos a padecer sarcopenia o no (pérdida de peso, disminución de la velocidad al caminar, decaimiento físico y debilidad general) también llamado "síndrome de fragilidad".

Una insuficiente ingesta de proteínas -presentes sobre todo en la carne y derivados o en los huevos- contribuye de manera importante a la pérdida de masa muscular.

Los ejercicios más adecuados son:

Aeróbicos.

Buenas opciones son caminar o montar en bicicleta. Requieren un esfuerzo prolongado en el tiempo a una intensidad media o baja. Aumentan la masa muscular, la fuerza y, como consecuencia, mejoran también la velocidad de la marcha al caminar, el equilibrio, la flexibilidad y disminuyen el riesgo de caídas.

De equilibrio.

Caminar con los talones, de puntillas o en línea recta con un pie delante del otro, o levantarse de una silla sin apoyo de las manos.

De flexibilidad.

El yoga y el taichí están especialmente indicados para mejorar esta habilidad en las personas mayores.

De resistencia.

Diferentes ejercicios realizados con pesas ligeras ayudan a mejorar tanto la fuerza como la masa muscular.

Como siempre: (Alimentación equilibrada+ejercicio físico) combinación perfecta para vivir más y MEJOR.

Salud amigos

Centro luri acupuntura y terapias naturales desde Zaragoza.


3 vistas
  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
© 2020 Centro Luri Acupuntura. Todos los derechos reservados.
Calle Miguel Allué Salvador, 13, 1º A, 50001, Zaragoza, España.