Reloj suizo - maquinaria perfecta


Así es nuestro cuerpo, como un reloj suizo: perfecto; complejo; puntual; trabajador incansable. Es la forma en que la MTC trata cada órgano, articulación, tejido, etc. forma parte de un todo. Si una pieza se estropea, el reloj sigue funcionando hasta que poco a poco va retrasándose y por último se para.

FUNCIONES DE CADA ORGANO Y SU CANAL ENERGÉTICO. Partiendo del órgano pulmón y el estómago, donde penetran los alimentos y el oxígeno, da comienzo el recorrido de la energía Iang (o nutritiva) que se repartirá por todo el organismo, pasando de un meridiano a otro incesantemente durante las veinticuatro horas del día. Todos estos canales de suministro de la energía nutritiva, unos Inn y otros Iang, discurren por las capas superficiales (donde se encuentran los puntos de acupuntura) e internas (órganos) suministrando su energía a cada uno de los órganos, entrañas y otras partes de las que se compone el cuerpo humano. Como cada uno de los órganos y entrañas deben disponer de las dos energías Inn y Iang (nutritivas) para su funcionamiento, los meridianos que son quienes suministran estas energías a todo el organismo, actúan de manera conjunta y por parejas, enviándose energía unos a otros y actuando en estrecha colaboración. Por ejemplo, el meridiano del pulmón, y también a su acoplado, el intestino grueso, con el fin de que éste disponga de la energía Inn necesaria para su buen funcionamiento. De ese mismo modo, el meridiano del intestino grueso envía su energía, que es Iang, a su entraña, el intestino grueso, pero también al órgano pulmón, para permitir que este cumpla con su función y con otras que les corresponden a ambos, como por ejemplo, mantener el buen estado de la piel y el pelo, el aparato respiratorio, el sistema de desecho de los elementos sólidos del organismo y otros. Eso mismo sucede con el riñón y la vejiga, el hígado y la vesícula biliar, el corazón y el intestino delgado, el maestro del corazón y el triple calentador, el bazo y el estómago. Debido a esta estrecha colaboración entre meridianos y órganos por parejas, les denominamos como meridianos acoplados y podremos ir recordando de nuevo cada uno de ellos según sus funciones y los síntomas que pueden aparecer cuando se encuentran en desequilibrio.

Así tratamos al cuerpo humano, como una perfecta maquinaria de reloj suizo en la que todo debe funcionar haciendo la parte de trabajo que le corresponde. Sino poco a poco deja de funcionar ..... hasta que se para.

Salud amigos

Centro luri acupuntura desde Zaragoza.


6 vistas
  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
© 2020 Centro Luri Acupuntura. Todos los derechos reservados.
Calle Miguel Allué Salvador, 13, 1º A, 50001, Zaragoza, España.