Dejar de fumar, un buen propósito



Tú ya sabes que fumar mata. De hecho, la mayoría de las personas que fuman quieren dejarlo, pero no saben cómo. O lo intentan y vuelven a caer. Dejar de fumar es una de las cosas más difíciles que hay (aunque no imposible).


Fumar está detrás de multitud de infartos, ictus y muertes súbitas, por no hablar de cánceres de laringe, vejiga, pulmón o mama. No destroces tu salud fumando ni te quites años de vida por culpa del tabaco. ¿Puedes sufrir cualquiera de esas enfermedades sin necesidad de fumar? Es posible, aunque eso no lo sabemos y además no depende de ti. Lo que si depende de ti es prevenirlo.


De los 3.500 agentes tóxicos que contiene el tabaco, la nicotina es la única droga adictiva, pero lo es tanto como la heroína y la cocaína, por lo que los fumadores se mantienen desesperadamente enganchados a sus cigarros.


¿Qué ofrece la medicina convencional? Parches o chicles de nicotina, o medicamentos como el bupropion o la varenicina (el famoso Champix que ahora subvenciona también la Seguridad Social).


Hay personas para las cuales dejar el tabaco les supone una liberación y su nivel de adicción no es tan grande. La razón es: hormonas, si hormonas, de ellas depende todo en nuestro organismo, también el control de las adicciones. Ese grupo es tremendamente afortunado y su centro de recompensas del cerebro no les exige la nicotina como al resto. Para los demás, dejar de fumar será, el resultado de varios factores:


- Deseo de dejarlo.

- Aceptación del sacrificio necesario para ello.

- Una buena hidratación: 2 litros mínimos de agua en la primera etapa.

- Una alimentación saludable, natural, variada, basada en vegetales, proteínas, frutas y si, como no, un poco de chocolate cada día (negro por supuesto).

- Suplemento de vitaminas tipo B y C.

- Actividad física acorde a tu condición.

- Y en último lugar aunque no lo último. Una buena terapia que te acompañe en el proceso y lo haga lo  más ligero posible.


A todos mis clientes les digo lo mismo “no sé hacer milagros” pero si tú quieres puedo ayudarte a dejar de fumar.

La terapia de Centro Luri acupuntura es una terapia segura, cómoda, agradable y efectiva. Es la combinación entre técnica y acompañamiento.

La técnica: Una buena terapia de acupuntura.

El acompañamiento: Compartir contigo ese proyecto de cambio. Apoyarte en tu decisión, valorar productos naturales que te beneficien y un programa sicológico adecuado para ti, organizado en un audio y que trabajarás cada día durante la primera etapa.



Si tu buen propósito para este año era dejar de fumar, ahora puedes lograrlo. Y si no lo era ¡debería serlo!


Ánimo, éste es el momento, seguro.





Centro Luri acupuntura y naturopatía

  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
© 2020 Centro Luri Acupuntura. Todos los derechos reservados.
Calle Miguel Allué Salvador, 13, 1º A, 50001, Zaragoza, España.