Propósito "queremos ser papas"

Actualizado: ene 20


Unos papas sanos dan lugar a bebés sanos. Además, los bebés sanos, por lo general, tienen más probabilidades de crecer y convertirse en niños y adultos sanos. Todos los padres esperan que su bebé no tenga anomalías y esté sano y fuerte. Una salud optima en ambos papas en el periodo previo a la concepción (así como en la madre durante el embarazo) puede ser fundamental para mejorar el crecimiento fetal y minimizar el riesgo de anomalías fetales.

La nutrición materna antes de la concepción y durante el embarazo tiene un efecto directo sobre la salud de su hijo en etapas más avanzadas de la vida.

El pensamiento oriental siempre ha sostenido que la mujer debería cuidar especialmente de sí misma durante sus ciclos menstruales y después del parto. Debería evitar trabajos físicos extenuantes y exposiciones prolongadas al frío y la humedad. Estos cuidados se extienden no sólo a los aspectos físicos, sino también a su dieta y al estado emocional.

Las preocupaciones inhiben que fluya el Qi. La ira aumenta el estancamiento del Qi del hígado. El miedo hace que el Qi disminuya, lo que puede culminar en un aborto. La alegría puede provocar menstruaciones irregulares.

En la antigua China se consideraba que el útero era vulnerable durante la menstruación, durante el embarazo y en el período posnatal, susceptible al frío, la humedad y el calor. Por tanto, se aconsejaban algunas reglas.

En primer lugar, no se debería consumir alcohol durante la menstruación, pues podría hacer que la sangre fuese peligrosa. En segundo lugar, las relaciones sexuales durante la menstruación pueden provocar el estancamiento del Qi y de la Sangre, por lo que deberían evitarse. En tercer lugar, el útero no debería exponerse al frío o la humedad durante la menstruación, por lo que debería evitarse la natación y procurar secar bien el cuerpo, así como de manera especial, secar cuidadosamente el cabello después del baño. Por último, el ejercicio extenuante durante la menstruación puede agotar el Qi del Bazo, por lo que debe evitarse.

También, en la antigua China se pensaba que, a los 7 años de edad el Qi del Riñón comienza a florecer. Después, la menstruación suele comenzar alrededor de los 14 años y continúa así a intervalos mensuales hasta llegar a los 50.

Terapia mediante acupuntura como ayuda a la concepción

Las mujeres que solicitan tratamiento y que están planeando tener un embarazo deberían empezar a aplicar los consejos previos a la concepción al menos 3 meses antes de intentar concebir. La terapia se adapta según el ciclo. Es esencial concentrarse al principio en la corrección de cualquier desequilibrio que puede tener la mujer. Quedarse embarazada con desequilibrios crónicos tiene más probabilidades de sentirse mal durante la gestación, y como resultado, pueden aparecer algunos trastornos. Hay que concentrarse en todos los desequilibrios utilizando los puntos de acupuntura que supondrán una ayuda específica.

Particularmente prefiero tratar a las mujeres de forma individual. A unas es suficiente tratarlas una vez a la semana, otras sin embargo necesitan sesiones diarias o día sí día no al principio.

Seguiremos hablando de la terapia para dar a conocer la ayuda, inestimable, que la acupuntura ofrece a las parejas que tienen problemas para concebir.

Centro luri acupuntura y naturopatía. Zaragoza


3 vistas
  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
© 2020 Centro Luri Acupuntura. Todos los derechos reservados.
Calle Miguel Allué Salvador, 13, 1º A, 50001, Zaragoza, España.