Y llegó la gripe


La gripe común o estacional puede ser sólo una anécdota en personas sanas con un sistema inmunitario fuerte, pero en quienes padecen enfermedades crónicas, puede acarrear serias complicaciones.

No olvides seguir las medidas preventivas básicas, como una buena higiene de manos, taparte la boca y la nariz con un pañuelo de papel al estornudar o toser, o ventilar la casa a diario.

Las personas más vulnerables, como los mayores, quienes padecen enfermedades crónicas o los niños, son la diana perfecta de este virus. Es hora de ponerse al día sobre las claves de la gripe para hacerle frente con un escudo de salud. Tanto la gripe como el catarro son enfermedades de tipo vírico. Se estima que existen más de doscientos tipos de virus diferentes responsables del catarro, por lo que no existe una vacuna en este caso. En cambio sí la hay para la gripe porque los virus que producen esta enfermedad son menos numerosos (sólo hay tres tipos: A, B y C).

Aunque el catarro y la gripe son mucho más frecuentes en épocas frías y los solemos asociar con el enfriamiento, es posible que esté más relacionada con la forma de transmitirse que tienen ambas enfermedades.

En otoño e invierno pasamos más tiempo en el interior de los edificios (escuelas, trabajo, casa) y estamos más en contacto con otras personas, por lo que es mucho más fácil el contagio, que se produce a través de las partículas de saliva y secreciones que se quedan flotando en el aire cuando tosemos o estornudamos.

En los meses mas fríos, la mucosa de la nariz y la boca se reseca y se vuelve más sensible, y así los virus acceden sin problema al interior del organismo. El estrés, las alteraciones alérgicas de la nariz o de la garganta y los cambios hormonales nos hacen también más vulnerables. Al ser virus los causantes de estas dos enfermedades, sólo podemos tratar los síntomas con antitérmicos para bajar la fiebre (si es muy alta). Aunque el reposo, tomar líquidos en abundancia y una dieta rica en frutas y verduras "DAN VIDA" a las defensas debilitadas por la acción de los virus.

Prepárate cargando tu cuerpo:

- infusión de 1/2 limón exprimido y 2 cucharadas soperas de miel de romero en un vaso de agua caliente.

- 1 litro y medio de agua a lo largo del día para mantener hidratado tu cuerpo y tus vías respiratorias.

- Dieta basada en frutas y verduras de temporada, pescado y cereales integrales.

- Y por último pero no menos importante (ejercicio diario -adecuado a nuestra edad y condición física).

Buena suerte y feliz semana.

Centro luri acupuntura y terapias naturales, desde Zaragoza.


4 vistas
  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
© 2020 Centro Luri Acupuntura. Todos los derechos reservados.
Calle Miguel Allué Salvador, 13, 1º A, 50001, Zaragoza, España.