Hipertensión: Un asesino en serie anda suelto


¿Te preocupa la hipertensión? Si no te preocupa, quizá debería empezar a hacerlo. Tal vez sufras hipertensión y no lo sepas siquiera (le ocurre a uno de cada dos hipertensos). Y eso no te libra de sus riesgos: infarto de miocardio, accidente cerebrovascular (ACV), insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal, ceguera etc. Por algo se la conoce como “el asesino silencioso”: no duele, no avisa… mata. En nuestro país los datos son escalofriantes. Así, la cifra de muertes asociadas a la hipertensión se ha duplicado en la última década. Y es que, si en los últimos 10 años se han conseguido descensos muy significativos en la cifra de muertes debidas a otras enfermedades y episodios cardiovasculares, con la hipertensión ha ocurrido exactamente lo contrario. Hasta el punto de que hoy la cifra de fallecimientos debidos a enfermedades hipertensivas es el doble que la de hace una década.

Y tú ¿Tienes hipertensión?

Saberlo parece algo tan sencillo como ir a la farmacia o al centro de salud y tomarse la tensión, aunque es bastante más complicado que eso. En primer lugar, debes saber, como curiosidad, que el 25% de las personas que tienen la tensión normal muestran valores elevados en el momento de medírsela en el médico (es un fenómeno conocido como “hipertensión de bata blanca”); y eso no es tener hipertensión. O que estar estresado puede arrojar valores altos sin ser hipertenso. Debes tener en cuenta que hay algunos factores de riesgo que te obligarán a prestar más atención aún a tu tensión, que son los siguientes:

Edad. La presión arterial sistólica o máxima aumenta con la edad debido al endurecimiento de las arterias y a los cuerpos grasos que se van depositando cada vez más en tus paredes internas (arterioesclerosis).

Sexo. Antes de la menopausia las hormonas protegen a las mujeres del riesgo cardiovascular. Por ello, con la llegada de la menopausia, muchas mujeres se convierten en hipertensas.

Herencia genética. Existen familias de hipertensos. Si ese es tu caso, no olvides mencionarlo en tus consultas al médico para que lo tenga en cuenta.

Sal. Hay que limitar al máximo el consumo de sal (cloruro sódico), ya que una ingesta elevada de sal en las comidas es un grave factor de riesgo.

Sobrepeso. La hipertensión está relacionada con la obesidad entre el 30 y el 50% de los casos. Sobre este punto voy a darte una increíble noticia: perder simplemente el 5% del peso corporal consigue mejorar los resultados de la tensión arterial, hasta el punto de que puede que lleguen a normalizarse.

Pero, en cualquier caso, como te dije, debes tomártela con frecuencia. En España se calcula que hay 7 millones de hipertensos, de los que la mitad (50%) ignora que lo son. De los diagnosticados sólo se trata la mitad (50%) y de ellos sólo la mitad (50%) están correctamente tratados. Es lo que se conoce como “regla de las mitades”. ¿En qué lugar te encuentras? No puedes mirar para otro lado. Tanto si no sabes que eres hipertenso, como si ya estás en tratamiento por ello, es el momento de actuar y, sobre todo, de saber que la acupuntura y terapias naturales pueden ofrecerte una grandísima ayuda para tener bajo control la tensión de forma natural.

Plantas que hacen bajar la tensión arterial

En el mundo vegetal encontramos plantas de gran eficacia frente a la hipertensión. Así, hay algunas plantas que calman el corazón y ayudan a disminuir la tensión arterial. Por ejemplo:

El ajo, en dosis de entre 3 y 5 g de alicina o en torno a 1 g de polvo de ajo.

El olivo, del cual se utilizan las hojas y los brotes o yemas ricas en oleuropeósido, flavonoides y triterpenos por sus propiedades antiarrítmicas (es decir, que regulan el ritmo cardíaco).

El espino blanco, que ofrece excelentes resultados en mujeres menopáusicas.

La albura de tilo silvestre que posee propiedades hipotensivas y antiespasmódicas y también actúa como dilatador coronario.

Tema muy importante para seguir hablando de ello en próximos artículos, con consejos nutricionales y actividad física que te ayude a controlar de forma natural tu tensión, exceso de peso y nivel de estrés.

Salud amigos desde Centro luri acupuntura y terapias naturales, Zaragoza.


20 vistas
  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
© 2020 Centro Luri Acupuntura. Todos los derechos reservados.
Calle Miguel Allué Salvador, 13, 1º A, 50001, Zaragoza, España.