Seguimos con el estrés


El término "stress" etimológicamente proviene del participio latino strictus del verbo stringere que significa provocar "tensión". Es en el siglo XIX cuando comienza a utilizarse el concepto de estrés en el campo de la salud, primero desde la fisiología y después desde la endocrinología, aludiendo inicialmente el estrés fisiológico. Se empieza a estudiar la influencia que los cambios del ambiente externos al individuo podían originar en el organismo humano, que, como consecuencia de esa influencia, ponía en funcionamiento ciertos mecanismos que le permitían mantener su propio ajuste. Es decir, un cambio en el medio provocaría desajustes en el equilibrio del organismo humano, que los contrarrestaría de alguna manera. Todo este galimatías posteriormente se denomino como HOMEOSTASIS: reacciones específicas e indispensables que el organismo lleva a cabo para mantener el equilibrio interno en situaciones de emergencia. En la teoria de adaptación del "padre del estrés", el húngaro y endocrinólogo Hans Selye, alcanza a establecer el paso por dos o tres etapas "reacciones de estrés" en función de cuál sea la respuesta al estímulo percibido. La primera etapa "alarma", es en la que el organismo reacciona segregando algunas hormonas, hormonas de emergencia (adrenalina, noradrenalina, cortisona ...) pero la persona no percibe síntoma alguno, no siente fatiga física e incluso pueden desaparecer antiguos achaques. Se produce un estado de excitación especialmente optimista. En la segunda etapa no obstante, si el estímulo no ha desaparecido, el estrés sigue su curso y aparecen estados de cierta irritabilidad, tensión, angustia, insomnio, etc. En la tercera etapa, alguno o varios de éstos síntomas son el medio a través del cual se manifiesta hasta alcanzar un estado que indica la aparición de la última etapa, el "agotamiento", que puede llegar, si no se pone remedio incluso hasta la muerte.

El estrés es un problema muy importante, y altamente tóxico para nuestro organismo, de ahí mi interés e insistencia en hablar a menudo de este tema.

Salud amigos

Centro luri acupuntura y terapias naturales desde Zaragoza.


5 vistas
  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
© 2020 Centro Luri Acupuntura. Todos los derechos reservados.
Calle Miguel Allué Salvador, 13, 1º A, 50001, Zaragoza, España.